4/6/11

Pérdida.




Imperseptibles cambios.
Pérdidas mínimas.
Olvidos involuntarios.
Una carta que no llega , un teléfono no contestado.
Un día o dos , o muchos de postergación en pos de valla uno a saber qué.
Un "te quiero" a destiempo , un "te odio" callado , una moneda que se suicida del bolsillo y que ya no será parte de nuestro peculio.
El nombre de aquél compañero de escuela , o de aquella amiga de trabajo cuya cara se desdibuja , lentamente , capa a capa en la pantalla de la memoria.
Una fruta languidece en su cancer en la frutera.
Una rodaja de pan , desapercibida , se endurece y momifica en verde para siempre.
La letra de aquella canción que ya no se puede tararear , una bufanda en un bus de un país al que nunca volveremos... el voluntario estrangulamiento de aquel amor y el deleteo presiso y constante de aquél otro.
El beso que negamos y aquel anillo que se deshizo de nosotros tirándose al mar.
Aquellos cuadernos donde aprendiste a leer , aquella foto que regalaste inconcientemente , aquella mirada que pudo ser algo pero dimos media vuelta y nos fuimos...
Son la muerte de las pequeñas cosas.
Son la lenta e inexorable pérdida continua de las pequeñas cosas.
Por qué quien elije , opta , y quien opta pierde lo que no eligió?.



*

1 comentario: