26/7/07

Memorias del verdulero de la esquina VII




Los recuerdos de Yocasta.
(La mirada de Edipo).


Hablar bien de la madre , no es una novedad.
Reconozco mi dosis de Edipo desenfrenado , se que a la hora de arrancarme los ojos , como buen Edipo que Freud manda , mi desobediencia saboteadora actuó una vez más.
Opté por arrancarme solo uno.
No soy ciego.

Mi madre es sabia.
Su humor corrosivo , guarda siempre un lugar para la compasión.
Parece preocupada por todos y no le importa nada.

Puede sonar cruel.
Pero peor es mentir.

Y no le importa nada , porque sabe que el exterior es superior a sus fuerzas.
Si se divide no sobrevive.
Optó por ella y sobrevivió todo este tiempo.
Setenta años y la cuenta continúa.
No habrá avanzado , pero su fuerza se demuestra en que siempre se mantuvo en el mismo lugar y las adversidades fueron numerosas , variadas e imponentes.
No es poco.

Sibila tramposa ,te dirá siempre lo que querés oír , el truco es decifrar lo que infiere .

Apoyará cualquier proyecto con el cero compromiso .
Toda caída ni será festejada ni será censurada.
Será obviada.

Se le agradece.
Nuca apeló a la mala palabra para mi ni al acto de violencia injustificado.

Charlando por teléfono con ella , la dejé hablar sobre lo que más le gusta y a mi más divierte :Necrológicas barriales.

Entre muerto va , suicidio viene , "la gente se está suicidando mucho , últimamente" , dijo , " y no precisamente las viejas fantasmas como yo" , agregó , "lo que es una verdadera lástima , Violeta " acoté .
Reímos.

En un momento detuvo el censo necrofilico y dijo , " en una película , de esta sra. , que hizo de reina Isabel , muestran un cuadro que se llama Niña con Fresas...me hizo acordar mucho a vos."
Si? , porque?.
Tiene tu mirada.
Tu cara.
No la atemoriza la oscuridad que la rodea.
No está triste , no está contenta .
Tiene melancolía.
Siempre miraste desde otro lado , Nelson.

Continuó con que la farmaceútica , se suicidó finalmente , y que aseguraban que era porque la hija salía con un hombre casado "lo que me parece insuficiente razón" , dije.
"Totalmente".

Continuó con que la "bobeta" de la Olga no la había llamado para avisarle de la situación de tía Mary.
Yo investigaba en el Google sobre la "niña con fresas".

Es un cuadro "menor" de Sir Joshua Reynods quién como yo , tenía obsesión por la figura humana. Única relación entre uno y otro. Lamentablemente.

La carga psicológica que puso Reynolds en esta niña , es de una densidad formidable. Con un fondo tenebroso del cual emerge. Una oscuridad a la que no le teme porque le pertenece y que ayuda a fijar la vista del espectador en ella , mira directa y punzante a los ojos del que ve.
Es de una franqueza inusual ( generalmente se retrataban de una forma "inocente" y por ende , ideal).
No es desafiante , y quizás teme a quién mira.
No tiene arrepentimiento.

Las "fresas" , no se ven , las carga en el delantal , que sostiene con ambas manos en actitud de pertenencia.
Permanecen ocultas.
Botín.

Es evidente que la niña salió a juntarlas , y no por hambre (su vestimenta revela que es de clase adinerada).

Lo de ella fue un acto de desobediencia.

Un dolo por placer.
Satisfacción en contra de la orden.

Confronta al espectador-juez con una mirada ambigua , no suelta ni trata de ocultar su falta.

Tiene el miedo del valiente que se sabe en desventaja.
El miedo del débil frente al poder del otro castigador , censurador y diciplinador.




No me desagradó que ese cuadro le hiciera recordar a mi. Ni siquiera el que lo que le trajera mi recuerdo fuera una niña y no un niño , de última siempre luché en contra de la idea de genero en favor de la idea de persona.
Este era el mejor momento para demostrar que no me importaba.
El momento de la revelación de cómo me percibió mi madre cuando niño.


Ni siquiera me inmutó el que eligiera la imagen del desobediente.

"No la atemoriza la oscuridad que la rodea" , recalcó.


"Siempre miraste desde otro lado".



Genial revelación de la Sibila complaciente.
Sabe lo que hace!.
Y a mi Edipo tuerto y a mi ,decimos saber decifrar , nos alcanza y nos sobra.


A strawberry girl - Sir Joshua Reynods - 1773 óleo sobre tela.
76 x 63 cm aprox. http://www.abcgallery.com/R/reynolds/reynolds216.jpg



Nota - Freud cuenta que un día reprendió a su hija Ana y la mandó a dormir sin que comiera el postre. Cerezas.
Ana al otro día , contó a su padre que había soñado que se había comido todas las cerezas. De una forma grosera , resumiré diciendo que fue de esta forma que llegó a la conclución que el deseo siempre encuentra las vías de satisfacción , de una forma u de otra.
Lo neguemos o no.


La satisfacción del deseo nos asegura que estamos vivos... o por lo menos eso creo yo.



(para ver el cuadro de Niña con Fresas , cliquear en el titulo "Memorias del verdulero..." , el cuadro que ilustra la memoria de hoy , es un autorretrato como vendedor de sandías , núnca terminado y posteriormente destruído).

2 comentarios:

  1. Te digo una sola cosa, este post no tiene absolutamente nada de desperdicio!

    Impecable.

    ResponderEliminar
  2. Todo brillante, reluciente, que

    nada quede fuera de lugar...

    empecinados en eso tan importante,

    mientras que lo esencia pasa

    desapercibido, a la vez que

    inmutable.

    Eso que precisamente define lo que

    se es. Lo que nos hace únicos.

    un abrazo grande!



    me encanto que el disléxico pasara por mi blog, (un poco de verguenza también, pero se me paso enseguida, jaaa!!!)
    Soy muy, muy nueva en todo esto,
    tengo todo desordenado y mal configurado. en vez de avisos de comentarios, tengo avisos
    de mis posteso, jaaa!!! egocéntrica la muchacha.
    También muy caradura para escribir cosas y subirlas a la red, pero esta imperfección en construcción es lo que soy.


    Te cuento que donde posteaste es parte de una Historia de Vida
    que tuve que presentar y fue mágico el proceso. Pasar lo oral a lo escrito, las líneas de tiempo que armamos para contar una (nuestra historia)... estoy en toda esa etapa de deslumbre, (totalmente extra curricular) y es hermoso.
    gracias por pasar.


    Como ya te comenté, me gusta

    mucho cuando escribís, el como y el

    que...

    Me gusta mucho el resultado de lo

    que tus cristales ven.

    besos

    ResponderEliminar